Escalabilidad vs. Exclusividad

Desde que estoy trabajando en artesanio pienso bastante en cómo hacer prósperos los negocios de artesanía. Mientras que arteanio es un proyecto escalable, la artesanía como tal, por naturaleza, no lo es. Se dice que un modelo de negocio escala cuando es capaz de aumentar sus beneficios sin aumentar el gasto de recursos. Si produzco 1, gano 2, pero si aumento la producción a 10, gano 100 (y no 20). El crecimiento no es lineal, es exponencial.

Hay empresas en Internet que escalan maravillosamente bien, el mejor ejemplo son las redes sociales como Facebook. Mientras que con 2 trabajadores sólo se puede dar un servicio de calidad a 1.000 usuarios, con 1.700 trabajadores como tiene ahora Facebook y oficinas en sólo 12 países, llegan a los 600 millones de usuarios.

La artesanía no escala porque para aumentar el beneficio tienes que aumentar forzosamente la mano de obra, que es tiempo y gasto. Pero si eres artesano, no te desilusiones, hay muchísimas empresas que no escalan o que les cuesta mucho trabajo hacerlo. Las grandes empresas ganan mucho dinero pero también tienen muchos gastos, por lo que para ganar más dinero, se ven obligadas a reducir gastos. Por ejemplo, Ferrari aumentó en 65M€ su beneficio neto en 2010, frente a 2009. Para ello, vendió 380 coches más pero también despidió a 114 trabajadores…

Es curioso comparar los datos de Ferrari (más exclusivo) con los de Inditex (más escalable). Esta última tuvo en 2008 unos beneficios de 1.200M€ con 90.000 trabajadores. Ferrari en cambio tuvo en 2010 un beneficio de 300M€ con 2.700 trabajadores y vendiendo sólo 6.500 coches. Es decir, Inditex ganó 4 veces más pero con 33 veces más trabajadores.

Rodolfo Caripintier suele decir que Internet es un mecado de muchos pocos, es decir, hay que pensar en modelos que tienden a la gratuidad pero que atraen a muchísimos clientes a nivel global. Son rentables porque son escalables, consigues unos pocos euros mensuales de muchos clientes diferentes.

La arquitectura tradicional tampoco escala. Si nos fijamos en A-Cero, el estudio de arquitectura más exclusivo de España, encontramos que Joaquin Torres y Rafael Llamazares han sabido convertir su profesión en un negocio muy rentable aportando valor y diferenciación, construyendo casas y edificios únicos, exclusivos. Lo que me resulta curioso es que desde hace poco tiempo vienen apostando también por la arquitectura modular, industrializada, que sí tiende a escalar. Son modelos totalmente diferentes. En el primer caso cuidas cada detalle al máximo, personalizas cada uno de tus productos (diseños) adaptándolo a las necesidades del cliente y mimas hasta el último componente y centímetro de esa vivienda. Para el segundo caso, el industrializado, inviertes el mismo tiempo (o menos) en diseñar una vivienda prefabricada que sólo tendrás que hacerlo una vez, será mucho más limitada en cuanto a personalización, bajarás mucho el precio y pretenderás vender mil veces más.

Creo que si tu negocio no es escalable, debes hacer exclusivo tu producto.

Imágenes de A-Cero

Escalabilidad vs. Exclusividad