Sierras de cadena diamantada ICS

Durante años, una actividad aparentemente tan sencilla como es el corte del hormigón ha ido protagonizando un notable aumento de la calidad y los recursos. En la base de esa evolución se sitúa ICS, compañía estadounidense dedicada al diseño, fabricación y distribución de los útiles necesarios para llevar a cabo estas labores de corte del hormigón. Fundada en 1992, en Portland, Oregón, EEUU, ICS es líder mundial en tecnología de cadena de diamante™. Como inventor de la tecnología de cadena de diamante para cortar hormigón, lleva años desarrollando y patentando nuevos diseños y productos innovadores.

La Tecnología de Cadena de Diamante™ es una revolución en el corte del hormigón. Los segmentos de diamante, soldados por láser a un bastidor de acero, atraviesan el hormigón y otros materiales y eliminan el retroceso y los daños que pueden provocar los métodos de percusión. Esta característica permite a las sierras ICS penetrar hasta 63 cm en el hormigón más duro y hacer esquinas perfectamente a escuadra sin sobrecortes. El diseño patentado SealPro® reduce el desgaste y alarga la vida útil de la cadena. Disponibles en gran variedad de configuraciones para aplicaciones específicas, existe una cadena de diamante para afrontar cualquier reto de corte:

Tecnología de cadena de diamante FORCE4™: Diseñada para ser la más fuerte y la más duradera de todos los tiempos, la serie FORCE tiene unas prestaciones sin igual en el corte profesional.

Seguir leyendo “Sierras de cadena diamantada ICS”

Sierras de cadena diamantada ICS

El puente Stonecutters de Hong Kong

stonecutters

La construcción del puente comenzó el 27 de abril de 2004 y se completó hace unos 15 días. Forma parte de la Ruta 8 de Hong Kong, que conecta Sha Tin, Cheung Sha Wan, Isla de Tsing Yi, Ma Wan y la isla de Lantau. Se extiende por 1,6 km, con 3 carriles en cada dirección. Una de sus torres está cimentada en la isla de Tsing Yi y la otra sobre Stonecutters. Con una luz de 1.018 m, el puente de Stonecutters se convierte en el segundo atirantado más largo del mundo, después del puente Sutong (con 1.088 m). La atura de sus torres, a las cuales se anclan los tirantes es de 295 m. Las bases de éstas miden 24 m x 18 m y 7 m de diámetro en la parte superior. Bajo el tablero queda una altura de 73,5 m, que permite la entrada a puerto de barcos portacontenedores.

Sus dos enormes pilas son de hormigón hasta los 175 metros y el resto (120 m) de un compuesto interno de hormigón con un anillo de acero inoxidable. El concepto original tenía una estructura convencional de acero por encima del nivel 175 m, pero se comprobó que esta configuración daría lugar a vibraciones inaceptables por la suspensión de cables. Además, por motivos de durabilidad y para mejorar la apariencia, más estudios concluyeron que los exteriores de las torres debían ser fabricados con un acero inoxidable dúplex.

Una de las principales dificultades que ha presentado la construcción de este puente es que en la región de Hong Kong es frecuente que soplen vientos muy fuertes y tifones. En octubre de 2002 se colocó un mástil de 50 metros en el lugar para medir la velocidad, la dirección de los vientos y la turbulencia en la zona. Se tomaron datos a tiempo real hasta enero de 2004. Las normas de construcción de Hong Kong contienen importantes requisitos para soportar las cargas producidas por el viento, entonces era esencial que en un proyecto de esta magnitud, donde las vigas de cada voladizo alcanzan los 509 m, se tuviera muy en cuenta en el diseño el efecto del viento.

El puente Stonecutters de Hong Kong