¿Estamos preparados para la nieve?

ternero_nieve¡Qué bonito es ver nevar!

Claro que es bonito siempre y cuando tengas el día libre porque si esa mañana que amanece nevando coincide con que no es domingo y necesitas desplazarte al trabajo -lo que por probabilidad viene a ser la mayoría de las veces-, la cosa cambia. Y es que en España, cuando nieva, nos entra el nerviosillo y con razón. Es sabido -y sufrido- por todos que las caravanas de coches en los accesos a las ciudades se hacen interminables. Entonces es cuando maldecimos al Gobierno y nos preguntamos dónde estarán las máquinas quitanieves en España. Quién no ha escuchado alguna vez a alguno de nuestros mayores decir: “¡yo estuve trabajando en Alemania y hace 30 años esto allí no pasaba!”

Pero realmente, ¿cuántas máquinas quitanieves hay en nuestro país?

La aplicación del Plan de Vialidad Invernal en todo el territorio español cuenta con 1.068 máquinas quitanieves situadas de forma estratégica en la red de acuerdo con las características del territorio. Además, comprende 300 almacenes de fundentes en todo el territorio y 373 silos situados a pie de carretera, donde directamente se alimentan las máquinas para distribuirlos donde es necesario. La capacidad de almacenamiento que tiene la red está en torno a las 180.000 toneladas y el consumo medio anual es de 160.000 toneladas.

En las últimas cinco campañas, de la 2003-2004 a la actual 2008-2009, el conjunto de las máquinas quitanieves ha duplicado su número, pasando de 594 a 1.068 y la capacidad de almacenamiento de fundentes se ha multiplicado por 2,5; pasando de 57.000 toneladas en 2003-2004 a las 180.000 toneladas actuales.

Las autopistas de peaje estatal suman a los medios del Ministerio de Fomento sus propios equipos, en concreto, 126 máquinas quitanieves, cantidad proporcional al número de kilómetros de autopistas de peaje y al lugar donde están ubicadas.

Además, en el caso de los camiones, hasta 2005 no había ningún lugar específico para que se retiraran. Actualmente ya hay 8 aparcamientos específicos de camiones, para que sean usados cuando la Guardia Civil lo estime oportuno, se están construyendo otros 25 aparcamientos y están en proyecto otros 20 más.

Así que aumenta el número de quitanieves porque últimamente nieva más ¿no? ¡Pero vamos a ver! ¿No dicen los expertos que hay calentamiento global, que nos estamos cargando la capa de ozono, que va a aumentar la temperatura media del planeta, que va a subir el nivel del mar por el deshielo polar, etc.? 

Parece ser entonces que todo apunta a que tenemos mayor variación de temperaturas entre el invierno y el verano, es decir, inviernos más fríos y veranos más cálidos. Según escribe Antón Uriarte en un post titulado ¿Inviernos más cálidos?, la tendencia lineal de la temperatura en la mayor parte de Europa y de Siberia durante los meses de invierno (Diciembre-Enero-Febrero) ha sido a la baja entre 1990 y 2006.

Si echamos mano al pasado, hacia el año 1350 el clima de Europa se deterioró y se entró en la llamada Pequeña Edad de Hielo, de la cual no se salió hasta la segunda mitad del siglo XIX, hacia 1850. Para algunos estudiosos del clima histórico, como el alemán Pfister, que ha recopilado cientos de documentos relativos a esta época, el enfriamiento de la Pequeña Edad de Hielo sólo afectaba a los inviernos pero no a los veranos. Estudios multidisciplinares muestran que en las últimas décadas del siglo XVI ocurrieron agudos fríos invernales que afectaron la vida social europea.

Un historiador francés (Le Roy Ladurie, 1967) recopiló datos sobre las fechas de vendimia, dependientes de las temperaturas estivales (a más frío, vendimia más tardía). El trabajo de Le Roy Ladurie se basaba en más de 100 series locales de pueblos de Francia con datos anuales sobre las vendimias. Comparando estas series con el del período solapado en el que existían ya datos instrumentales de temperatura en París (1797-1879), halló una correlación muy alta entre las fechas de las vendimias y el de las temperaturas medias de Abril-Septiembre. El trabajo señala que los siglos de la Pequeña Edad de Hielo no fueron uniformemente fríos, sino que simplemente fueron entonces más frecuentes los episodios de clima severo,  intercalados dentro de otros intervalos largos de clima semejante al actual.

Y otro estudio más reciente, basado en el mismo método y que tiene como ámbito de estudio la región vinícola de la Borgoña, indica como dato más llamativo que desde 1370 ha habido diversos veranos cálidos semejantes a los alcanzados en los últimos años, aunque nunca como el calculado para el 2003 (+5,86ºC). El anterior más cálido debió ocurrir en 1523 (+4,10ºC). En el estudio se señala un largo enfriamiento ocurrido desde el año 1680 que duró hasta prácticamente 1970.

clima-milenio

¿Estamos preparados para la nieve?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s