Ingeniería genética y Monsanto: los alimentos del futuro

transgenicos1Hace unos días me enteré – gracias al blog de MaikelNai – de la existencia del libro: “El mundo según Monsanto“, escrito por Marie-Monique Robin. Me lo compré como regalo navideño y aunque aún no lo he acabado, quiero compartir mis impresiones sobre los alimentos trangénicos.

El libro es un trabajo de investigación de tres años en el que se dan nombres y fechas – demasiados desde mi punto de vista – de los pasos más importantes que ha dado Monsanto desde su creación para situarse a la cabeza mundial de los organísmos genéticamente modificados (OGM). Tiene más de 11.000 patentes de semillas – trangénicas y no trangénicas – porque en algún momento a alguien se le ocurrió que si una semilla no estaba patentada, podría hacerlo aquel que llegase antes. Así, cuando esa semilla se reproduzca, las nuevas generaciones de ésta también pertenecerán al que fue rápido – contaba con los medios – y patentó primero esa variedad.

Cuelgo más abajo un documental dirigido y producido por Deborah Koons García sobre los alimentos del futuro en el que se tocan los principales puntos de los que habla el libro. Por ejemplo, y es una de las cosas que más me llama la atención, lo que en Estados Unidos conocen como  revolving doors (puertas giratorias). Consiste en el fenómeno de cambiar de puesto de trabajo entre la empresa privada y los organismos del estado. Así se pueden citar algunos casos durante la administración de George W. Bush: John Ashcroft,  ministro de Justicia, fue patrocinado por Monsanto para su elección en el Estado de Missouri; lo mismo que Tommy Thompson, secretario de Sanidad (de la que depende la FDA – Administración de Alimentos y Fármacos -); Ann Venneman, secretaria de Agricultura, dirigía Calgane, que pertenece a Monsanto; Donald Ramsfeld, secretario de Defensa, era presidente y director general de Searle, una filial de Monsanto; y Clarence Thomas, ¡que fue abogado de Monsanto antes de ser nombrado juez en el Tribunal Supremo! Es decir, casi se puede entender de forma literal – no es un presagio – que la FDA y la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente) son la propia Monsanto. Además en el libro aparecen algunos ejemplos en los que Monsato se lleva a su terreno a la mismísima OMS y a la FAO

El libro también aporta numerosos ejemplos de whistleblowers (lanzadores de alerta). Son personas que trabajan en una institución pública o en una gran empresa privada, que en algún momento constatan que se está violando una ley o reglamentación y se atreven a denunciarlo. Entonces son perseguidos por Monsanto – no sólo judicialmente – hasta que les arruinan la vida. Igualmente pasa con algunos agricultores como los que muestra el documental. Mi padre también tiene Roundup – glifosato – que usa para quemar la hierba de las lindes y caminos. Espero que no le pase lo mismo que a Percy Schmeiser – uno de los agricultores del vídeo – y venga Monsanto a tocarme a la puerta de mi casa…

Está claro que esto no hay quien lo pare. Por tanto, la opción que le queda al que quiera – y pueda – comer sano es consumir alimentos ecológicos.

Ingeniería genética y Monsanto: los alimentos del futuro

4 comentarios en “Ingeniería genética y Monsanto: los alimentos del futuro

  1. Galileo Galiei dijo:

    Como siempre mezaclando churras con merinas…
    ¿Aqui de que se trata? ¿De acusar a las multinacionales o de demostrar que unas semillas son malas? Ya sabemos que las multinacionales defienden sus negocios, pero eso no demuestra que esten envenenando a nadie.

    Por otro lado, si las unicas empresas que producen transgenicas son multinacionales es gracias a ecofanaticos como tu, que exigieron tantos controles previos a la autorizacion que al final lograron que solo muy grandes empresas pudieran dedicarse a ello. Incluso han impedido que iniciativas publicas y sin animo de lucro como el arroz dorado pudieran llegar a ser una realidad y salvar muchas vidas.

    Si se trata de inventarnos conspiraciones yo me invento una. No es mas que una invencio, eh. Una multinacional quiere dominar el negocio mundial de la venta de un determinado tipo de semillas. Compra a los dirigente de una determinada ONG de gran repercusion mundial y asi consigue que los gobiernos pongan tantos controles que solo ellos se puedan permitir producirlas. Incluso consiguen que se prohiba su investigacion y desarrollo en Europa, de manera que asi, gracias a los dirigentes de esa ONG, consiguen dominar el mercado mundial. Incluso impiden que se pongan en mercado semillas gratuitas generadas por una fundacion publica sin animo de lucro.

    ¿Os gusta mi teoria conspiratoria?

  2. Las semillas son un bien cultural,pertenecen a los pueblos, a sus gentes, no se pueden patentar, contaminar, manipular… Las semillas nos mantienen con vida,al igual que el aire que respiramos¿Quién lo va patentar?¿Qué gobierno lo va permitir?Exigimos que nos devuelvan lo que es nuestro, y penalizaciones para los infractores y los gobiernos que lo permitieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s