Putzmeister VYP 1200

España es uno de los principales mercados mundiales en uso de tuneladoras, en gran medida debido a la orografía del país. Y por los proyectos que conocemos hoy, hacen presagiar que su uso va a más.

Es por esto que las empresas dedicadas a maquinaria especializada en túneles, como es el caso de Putzmeister, inviertan más tiempo y dinero en I+D+i.

Los vertidos que se generan en la cabeza de corte de las tuneladoras relentizan el avance de la produciión generando importantes pérdidas y retrasos en la ejecución. La tuneladora se bloquea cuando tiene que extraer vertidos o cuerpos extraños más grandes de lo normal y no puede expulsarlos. Por ejemplo, la dovela base no puede ser instalada hasta que la zona quede limpia. A pesar de que una tuneladora es una tecnología de última generación, la extracción de estos lodos, morteros y otros residuos a menudo de gran tamaño la hacen a mano los operarios de la obra. Sólo una hora de paro de la tuneladora puede costar 12.000€ a las constructoras.

Putzmeister Ibérica ha diseñado, desarrollado y producido un sistema extraordinariamente eficaz que contribuye a solucionar esta problemática ahorrando tiempo y dinero. El resultado es la VYP 1200: “la aspiradora industrial para desbloquear tuneladoras paradas.”

La idea suerge a raíz de un problema manifestado por Acciona al equipo de obras subterráneas de Putzmeister. Al contrario que una bomba, la VYP 1200 no necesita agua para la aspiración del 100% del lodo. Tiene un volumen de extracción de 30 metros cúbicos/hora, la presión de descarga es de 1,5 bar y realiza la aspiración sin problemas desde una altura de siete metros. Tiene unas dimensiones de 3100 x 1000 x 1800 mm y un peso de 2.490 kg. Se limpia automáticamente después de su uso para evitar bloqueos internos.

Hace algunos años no era normal que las constructoras se compraran una tuneladora, principalmente por el enorme de adquirirla, que puede situarse entre los 16 y los 20 millones de euros. Ahora hasta algunas empresas medianas tienen una propia o la comparten. Las constructoras también preferían a veces dejar su TBM enterrada al final de una obra por el tremendo coste que suponía desmontarla y trasladarla a otro punto y por el dilema de qué destino dar a la máquina. Ahora esto se ha vuelto a plantear porque hay más posibilidades de negocio que antes. En muchos casos, acudir a concursos con una tuneladora disponible facilita la adjudicación.

Vía: tunnelbuilder.es

Putzmeister VYP 1200

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s