¿Diversificar riesgos? ¿O no?

diversificarEn el post anterior comentaba que Pachá ha abierto recientemente un nuevo local en Moscú con objeto de diversificar aún más sus ingresos. Es conocido por todos, y se suele aconsejar en bolsa, que es positivo distribuir las inversiones de forma que si alguna de éstas cae no repercuta en el total de forma significativa. Además te asegura el poder salir -desinvertir- más fácilmente en el caso de que ya no estés a gusto.

Desde luego lo que marca la lógica y lo que suele hacer la mayoría de la gente es diversificar. Tanto si inviertes en bolsa, en empresas o en ladrillo. Pero mucho me temo que la gente que más dinero gana lo hace poniedo todos los huevos en el mismo cesto.

Lo primero que se te ocurre es que claro, si inviertes todo tu dinero en algo y pega el pelotazo te forras pero si pega el batacazo te arruinas porque estás corriendo muchos más riesgos.

Ram Bhavnani, inversor nacido en India y residente en Tenerife, no lo tiene tan claro. Este hombre es una persona humilde y sin estudios que ha conseguido ganar -en bolsa mayoritariamente- 600 millones de euros en 20 años. En su libro “Los secretos para ganar dinero en la bolsa” explica que, en gran medida, ha conseguido su fortura apostando fuerte por un mismo producto. La clave está en conocer muy bien dónde inviertes. No es mejor poner tu dinero en 20 sitios que no conoces bien, que en 1 que has estudiado a la perfección.

Como ejemplo cita el caso de su participación en el Hispano Americano. Tenía 1.400 millones de pesetas “atrapados” en él, los expertos le recomendaban que asumiera el error y saliera de ahí pero el conocimineto de la entidad, el estudio de la evolución de los mercados y la fe -por qué no decirlo- hicieron que aguantara y aquella decisión se convirtiera en un caso más de éxito.

El mejor inversor de la actualidad, Warren Buffet, afirma que “diversificando se corre el riesgo de comprar muy poco en empresas que ya se conocen y demasiado en alguna de la que lo desconocemos todo.”

Por tanto, si crees conocer bien una empresa/acción y su entorno, apuesta por ella. Seguramente corras menos riesgos y obtengas mejores rendimientos que diversificando tu capital.

¿Diversificar riesgos? ¿O no?

El cliente siempre lleva la razón

logo-pachaEstá claro que el cliente lleva la razón y que hay que adaptarse continuamente a sus exigencias. Estarás condenado al fracaso si no tienes esa capacidad. Pero, ¿dónde está el límite? ¿Estarías dispuesto a cambiar las directrices de tu empresa aunque no comulgues con lo que quiere el cliente? Mucho me temo que en algunos casos no queda otro remedio…

Buscando información sobre el creador y propietario de Pachá, Ricardo Urgell, me encuentro con una entrevista que resulta sorprendente. Yo no he estado nunca en Pachá y tampoco sé si iré algún día pero sí que me llama la atención su modelo de negocio.

Esta empresa no para de crecer y acaban de inaugurar otro local en Moscú. Una buena apuesta para diversificar ingresos en tiempos de crisis. Excepto Ibiza y Sitges, las demás discotecas -hasta un total de 25- están franquiciadas. Lo que constituye una golosa fuente de ingresos -por participación y registro y usufructo de la marca en los países donde se establece- sin riesgo. Por tanto, Pachá sigue consolidándose como marca y creciendo como tal. Incluso tiene su propia línea de ropa.

Sin embargo, resulta triste que crees una empresa con unas expectativas que en un principio se cumplen y que pasados unos años tengas que adaptarte tanto a la situación actual que eches de menos tus comienzos. Es algo así lo que le ha pasado a Ricardo Urgell. Os dejo la entrevista:

Odia las entrevistas y casi no vive la noche, pero el propietario de Pachá sale de su refugio secreto, el mar, para exhibir la transformación de una casa de campo en un imperio.

Seguir leyendo “El cliente siempre lleva la razón”

El cliente siempre lleva la razón

¿Qué significado tienen los números al inicio de las pistas de despegue/aterrizaje?

runway

Seguro que te has hecho alguna vez esa pregunta. Las pistas se construyen de tal manera que se adapten de forma óptima a los vientos predominantes en el lugar. Tanto para despegar como para aterrizar es deseable que el viento sople de frente, ya que con ello disminuye la longitud de pista requerida. Debe considerarse que la velocidad de despegue o de aterrizaje de un avión, no es la registrada con respecto al suelo, sino con relación a la masa de aire circundante. Es la razón por la cual los velocímetros de los aviones, en su carátula, exhiben el letrero AIR SPEED (velocidad del aire). Por el contrario, el viento de través origina dificultades a los pilotos en las maniobras de despegue y, sobre todo, de aterrizaje. La dirección de la pista es indicada en grados magnéticos, eliminando la última cifra. Es decir, una pista cuya dirección es, por ejemplo, hacia el este, o sea 90 grados, tendrá por lo tanto como denominación 09, y una pista cuya dirección es hacia el sureste, o sea 225 grados, se identificará como 22.

Cada pista es denominada con dos números, uno para cada una de las dos direcciones. Si, por ejemplo, una pista tiene en una dirección la denominación 04, su identificación en la dirección opuesta será 22. Estos números están pintados en caracteres muy grandes, en blanco, sobre la superficie de la pista en sus dos extremos, de forma que puedan ser reconocidos por los pilotos desde el aire a cierta distancia. brujula1Para la pista de la fotografía, la brújula del avión mostraría algo muy parecido a la figura de la izquierda. Si un aeropuerto dispone de dos pistas que transcurren paralelamente, y que por ello están identificadas con el mismo número, se añade a continuación del número una R (del inglés Right) en la pista derecha, y una L (deLeft) en la pista izquierda. En tal caso, las dos pistas podrían tener, por ejemplo, los identificativos 07R07L. Si el aeropuerto dispone incluso de una tercera pista paralela a las otras dos, la denominación de la pista del centro será en este ejemplo 07C (de Center).

Un caso especial es el del Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth, ya que de sus 7 pistas de aterrizaje y despegue (uno de los aeropuertos con más pistas del mundo), 5 pistas son paralelas. Así que necesita utilizar un prcedimiento un poco distinto. A las dos pistas situadas al oeste se las da la denominación de 36L y 36R, y a las tres restantes se les resta un número quedando en 35L, 35C y 35R. No es del todo correcto, pero es la mejor manera de determinarlas. Una foto del aeropuerto:

Seguir leyendo “¿Qué significado tienen los números al inicio de las pistas de despegue/aterrizaje?”

¿Qué significado tienen los números al inicio de las pistas de despegue/aterrizaje?

¿Estamos preparados para la nieve?

ternero_nieve¡Qué bonito es ver nevar!

Claro que es bonito siempre y cuando tengas el día libre porque si esa mañana que amanece nevando coincide con que no es domingo y necesitas desplazarte al trabajo -lo que por probabilidad viene a ser la mayoría de las veces-, la cosa cambia. Y es que en España, cuando nieva, nos entra el nerviosillo y con razón. Es sabido -y sufrido- por todos que las caravanas de coches en los accesos a las ciudades se hacen interminables. Entonces es cuando maldecimos al Gobierno y nos preguntamos dónde estarán las máquinas quitanieves en España. Quién no ha escuchado alguna vez a alguno de nuestros mayores decir: “¡yo estuve trabajando en Alemania y hace 30 años esto allí no pasaba!”

Pero realmente, ¿cuántas máquinas quitanieves hay en nuestro país?

La aplicación del Plan de Vialidad Invernal en todo el territorio español cuenta con 1.068 máquinas quitanieves situadas de forma estratégica en la red de acuerdo con las características del territorio. Además, comprende 300 almacenes de fundentes en todo el territorio y 373 silos situados a pie de carretera, donde directamente se alimentan las máquinas para distribuirlos donde es necesario. La capacidad de almacenamiento que tiene la red está en torno a las 180.000 toneladas y el consumo medio anual es de 160.000 toneladas.

En las últimas cinco campañas, de la 2003-2004 a la actual 2008-2009, el conjunto de las máquinas quitanieves ha duplicado su número, pasando de 594 a 1.068 y la capacidad de almacenamiento de fundentes se ha multiplicado por 2,5; pasando de 57.000 toneladas en 2003-2004 a las 180.000 toneladas actuales.

Las autopistas de peaje estatal suman a los medios del Ministerio de Fomento sus propios equipos, en concreto, 126 máquinas quitanieves, cantidad proporcional al número de kilómetros de autopistas de peaje y al lugar donde están ubicadas.

Además, en el caso de los camiones, hasta 2005 no había ningún lugar específico para que se retiraran. Actualmente ya hay 8 aparcamientos específicos de camiones, para que sean usados cuando la Guardia Civil lo estime oportuno, se están construyendo otros 25 aparcamientos y están en proyecto otros 20 más.

Así que aumenta el número de quitanieves porque últimamente nieva más ¿no? ¡Pero vamos a ver! ¿No dicen los expertos que hay calentamiento global, que nos estamos cargando la capa de ozono, que va a aumentar la temperatura media del planeta, que va a subir el nivel del mar por el deshielo polar, etc.? 

Parece ser entonces que todo apunta a que tenemos mayor variación de temperaturas entre el invierno y el verano, es decir, inviernos más fríos y veranos más cálidos. Según escribe Antón Uriarte en un post titulado ¿Inviernos más cálidos?, la tendencia lineal de la temperatura en la mayor parte de Europa y de Siberia durante los meses de invierno (Diciembre-Enero-Febrero) ha sido a la baja entre 1990 y 2006.

Si echamos mano al pasado, hacia el año 1350 el clima de Europa se deterioró y se entró en la llamada Pequeña Edad de Hielo, de la cual no se salió hasta la segunda mitad del siglo XIX, hacia 1850. Para algunos estudiosos del clima histórico, como el alemán Pfister, que ha recopilado cientos de documentos relativos a esta época, el enfriamiento de la Pequeña Edad de Hielo sólo afectaba a los inviernos pero no a los veranos. Estudios multidisciplinares muestran que en las últimas décadas del siglo XVI ocurrieron agudos fríos invernales que afectaron la vida social europea.

Seguir leyendo “¿Estamos preparados para la nieve?”

¿Estamos preparados para la nieve?

Reciclar es bueno

reciclajeReciclar es bueno porque contribuye a la conservación del medio ambiente y a la no explotación de recursos naturales pero también es bueno para el Gobierno. Mientras a nosotros la basura nos provoca un olor desagradable, los ayuntamientos huelen en ella el dinero.

Por ejemplo, los madrileños generan cada año 1,5 millones de toneladas de basura, de las que un 76% procede de los domicilios particulares, y el resto de la actividad económica. Cada habitante produce 326 kilos anuales de desperdicios -aproximadamente 1 kilo/día-: 24,8 kilos de envases, 10,5 de vidrio y 26,1 de papel y cartón. Una vez que bajas a tirar la basura y depositas la bolsa en el contenedor, ésta pasa a ser propiedad del ayuntamiento y éste se hará responsable de su recogida y tratamiento.

Las más de 200.000 toneladas/año de basura que se recogen en Madrid contribuyen a que las arcas públicas ingresen casi 40 millones de euros por el cartón, vidrio y metal reciclado. Pero además cuenta con plantas de tratamiento de metano que producen el equivalente al 5-6% del consumo eléctrico de la ciudad.

Reciclar es bueno

La Granada de “ayer”

Me he encontrado con esta filmación de diferentes puntos de la ciudad de Granada en 1920. Resulta curioso observar cómo hay lugares que no han cambiado prácticamente nada, mientras que cuesta reconocer otros como Gran Vía.

Lástima que no tenga sonido -no hace tanto que se consiguió grabar la primera voz humana: un fragmento de 10 segundos allá por 1860-.

Para el futuro, en Granada, además del metro, se proyectan se construyen dos grandes centros comerciales. Uno en el Serrallo, junto al túnel, que contará con una torre de 19 plantas que albergará oficinas: Serallo Plaza…

Seguir leyendo “La Granada de “ayer””

La Granada de “ayer”